La sala II de la Cámara Federal de Casación Penal, integrada por los jueces Alejandro Slokar, Ana María Figueroa y Eduardo Riggi, resolvió la prisión domiciliaria para el lonko Facundo Jones Huala, hasta que la Corte Suprema resuelva sobre su extradición. Los tres jueces rechazaron la excarcelación de Jones Huala, pero Slokar y Figueroa aceptaron otorgarle el arresto domiciliario.

En declaraciones a FM Pocahullo la abogada del lonko, Sonia Ivanoff, dijo que esperan hacer efectiva lo antes posible la decisión judicial. “Esperemos cumplir con todos los requerimientos que imponga en este caso el juez Villanueva, que lo vamos a hacer con celeridad porque es nada mas ni nada menos que la libertad de una persona. Si bien es una prisión domiciliaria, en un contexto de mayor contención familiar y comunitaria, que era lo que se pidió”, dijo la abogada.

Jones Huala está preso hace más de un año por un pedido de extradición de Chile por delitos que él niega haber cometido. En marzo de este año el juez Federal Gustavo Villanueva resolvió su extradición, algo que todavía debe ser confirmado por la Corte. Ese juicio se hizo por segunda vez ya que en 2016 el pedido había sido rechazado por el juez federal Guido Otranto.

Ivanoff apuntó a la invalidez de este segundo proceso: “es violatorio porque se remite a un mismo pedido de captura que había sido declarado nulo”. Y agregó que “Facundo Jones Huala es requerido en Chile para someterse a juicio. Y la ley de extradicion le permite, por ser nacionalidad argentina -mas allá de que se auto reconoce pertenecer a un pueblo preexistente al Estado argentino como el pueblo mapuche – ser juzgado en Argentina por los delitos que lo requiere Chile”.