Con 57 votos a favor, 5 en contra y 8 ausentes se aprobó por mayoría. Sindicatos y partidos de izquierda manifestaron su rechazo a la medida.

El legislativo provincial aprobó en mayoría la Ley 10.461, que implica que ante alguna medida de fuerza, los trabajadores tengan que anticipar a las autoridades cinco días antes y asegurar guardias mínimas en algunos servicios.

Los bloques que votaron a favor fueron Unión por Córdoba, a excepción de los legisladores Ilda Bustos del gremio de gráficos y José Pihen, que es secretario general de la CGT regional Córdoba y Ricardo Vissani del Movimiento Evita.

También votaron a favor legisladores del interbloque Cambiemos, a excepción de Adolfo Somoza (en contra) y el juecismo.

Por el otro lado, oponiéndose a la medida estuvieron el FPV, FIT y Encuentro Vecinal Córdoba.

En simultáneo,  hubo movilización y rechazo por parte de las centrales obreras y organizaciones sociales, argumentando la inconstitucionalidad de la medida oficial.