“Macri, Schiaretti y Mestre profundizan el ajuste, las organizaciones profundizamos la lucha” encabeza la consigna destinada para la movilización en la cual organizaciones sociales marcharon desde el Hombre urbano hasta la Casa de Gobierno.

El comunicado emitido por el Polo Obrero destaca el contexto de pobreza y desocupación actual, en el cual el gobierno nacional, en alianza con los gobiernos provincial y municipal, pretende culpar a las familias empobrecidas durante décadas, de ser ellas las responsables de esta situación: “En diciembre el gobierno de Macri junto a los gobernadores aliados, desarrolló un brutal ataque a las jubilaciones y a la AUH. Ahora van tras las organizaciones populares que se movilizaron masivamente contra el ajuste. Este nuevo ataque tiene dos objetivos desarmar a las organizaciones y un gran recorte en la ayuda social, produciendo despidos masivos en los programas laborales precarizadores dependientes del gobierno nacional. Los anuncios de cambios en la modalidad de contra prestación de lxs beneficiarixs de los programas sociales, lanzada desde el gobierno de Macri, sugiere que a lxs desocupadxs les faltaría capacitación para ingresar en el mercado laboral, pero la realidad es que la falta de oferta laboral está dictada por la crisis económica, el enorme endeudamiento y la especulación con bonos y dólares más la caída del consumo”.

 

Los reclamos apuntan a la apertura de una mesa ampliada con organizaciones sociales, trabajo genuino y aumento del presupuesto para asistencia social y tierra para quienes la habitan. Este mes, desde las organizaciones sociales desarrollaron un plan de lucha con acampes frente al Ministerio de Desarrollo Social en busca de soluciones, que fueron respondidas con una orden de desalojo por el fiscal Dalma, el mismo que allanó  a las organizaciones el año pasado.

 

Foto: Javier Sassi