General Paz Juniors ganó el primer “chico” de la serie de semifinales y viaja a Villa María con 3 goles de ventaja. Por momentos fue muy superior el conjunto de Daniel Mira, pero no está para nada resuelta la serie.

La tarde gris y lluviosa nos presagiaba un partido rápido, y vaya si lo fue que a los 14 segundos el local ya ganaba. Saco desde el medio Alem, la presión rápida de Fazzio a Gozzerino hizo que el defensor se la saqué de encima a la pelota y Daniel González recibió, jugo nuevamente para Fazzio, el centro al medio que fue despejado a medias y por el segundo palo capturando el rebote apareció nuevamente González pero está vez para mandar el balón al fondo de la red y como si fuera un dejavú los visitantes volvieron a mover desde el centro del campo.

Un gol tempranero suele ser un golpe bastante duro para el rival que sin embargo movió el balón y llegó hasta las narices de Gastón Chiatti pero sin éxito, las réplicas de Juniors tenían en la velocidad de Fazzio y Elías Palacios la llave del gol. Lucas Duveaux recibió la pelota luego de una contra veloz se metió dentro del área y lo enfrentó al arquero Montiel, penal gritaron todos pero para el árbitro Federico Drubi fue simulación del delantero y amarilla para él, esto sólo sería un llamado de atención para el fondo del “León”.

A los 25 minutos del primer tiempo la pelota era bien tratada por los jugadores locales y parecía cuestión de tiempo el segundo gol, que llegó luego de la combinación de Ceballos con Ligorria quien habilitó a Lucas Duveaux que definió cruzado ante la salida del arquero y la pelota ingreso como pidiendo permiso.

Con el 2 a 0 Juniors se fue al descanso con la convicción de que su juego se estaba imponiendo al de su rival que veía los caminos cerrados y no podía poner a su mejor jugador, Del Solé, cara a cara con Chiatti.

En el segundo tiempo la llovizna se hizo lluvia y el partido se volvió trabado y la pelota comenzó a estar más afuera que adentro, claro había que ajustar la fuerza de los pelotazos como también la distancia a la hora de barrer, por qué más de uno llegaba a destiempo poniendo en riesgo la seguridad del rival.

Los minutos fueron pasando y la sensación era que a Juniors le estaba faltando un gol, no solamente por el trámite del partido si no por que quedan 90 minutos para definir la serie en Villa María en el estadio de Alumni de esa ciudad.

Cuando el partido llegaba al minuto 90 una jugada por derecha lo pone a Claudio Martínez frente a Beltramé, la pelota pega en la mano del central y la pena máxima era cobrada por Drubi.

Con la pelota bajo el brazo Franco Murúa esperó que los jugadores terminen de reclamarle al colegiado, se paró frente a Montiel y con un remate fuerte al medio puso el 3 a 0 que dejaba un poco de justicia en el marcador.

Ahora todo se traslada a Villa María donde se jugarán los 90 minutos restantes y dónde Juniors quiere sellar el pase a la final, con transmisión de Radio La Ranchada el próximo partido lo puede meter en la final al “Poeta” frente a 9 de Julio de Morteros o Social Corralense de Corral de Bustos que en el partido de ida en Morteros termino ganando el local por 4 a 2.