A fines del año pasado y como producto de la movilización popular se logro ingresar a la legislatura de Córdoba un proyecto legislativo que pretende derogar la actual ley 9.814 de bosques nativos. Según denuncian sectores ambientalistas, la  norma vigente es inscontitucional de modo que algunos articulos colicionan con la ley nacional de presupuestos mínimos 26.331 que obliga a las provincias a actualizar  cada 5 años el mapa de ordenamiento territorial.

En comunicación a “La despensa”, la ingeniera ambiental Natalia Deluca, indicó:  “A Córdoba le queda un 3 o 4 por ciento de bosque en buen estado” ademas afirmó  “para lograr el equilibrio socioambiental provincial esto no alcanza, hay que mejorar un % 20 de bosque nativo que está pero degradado”. Por otra parte  Deluca aclaró que “lo que se esta reclamando es que haya un ordenamiento territorial como lo dicta la ley madre a traves de un  proceso participativo con un equipo de trabajo interdiciplinario”.