Vecinos de barrio Empalme y 1º de Mayo continúan reclamando la inmediata intervención  por la contaminación que realizan empresas de transporte en la zona. Según indican los vecinos, las empresas Flecha bus, Chevallier, General Urquiza y  Encon, bajo el nombre de una empresa de fantasía llamada BusPack, arrojan aceite y desechos cloacales en el barrio sin ningún tipo de habilitación. Ante la falta de respuestas los vecinos se movilizaron el pasado jueves para reclamar que se tomen medidas efectivas.

Nicolás Tello, presidente del centro vecinal de barrio Empalme, en diálogo con La Ranchada comentó que vienen sufriendo esta situación desde hace más de 16 años. Aseguró que han realizado reclamos ante el municipio en reiteradas oportunidades e incluso desde la dirección de medio ambiente, quienes confirmaron la contaminación del sector. Si bien en primera instancia  la empresa fue clausurada, continúa con la actividad sin haber realizado los arreglos correspondientes.

La situación es verdaderamente alarmante, según comentó Tello hay casos de intoxicación y graves deterioro de las casas por la constante circulación de colectivos: “acá se recicla toda la mierda de toda la ruta”, declaró.