La iniciativa es de un particular que dejó de percibir la pensión. En otras partes del país, juzgados tomaron medidas similares.

Luego del decreto dictado por el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación de dar baja pensiones por discapacidad, no tardaron en llegar las reacciones en contra.

En Córdoba, Lucas López de 24 años, presentó un recurso de amparo, ya que cobraba desde hacia tres meses por un problema motriz provocado por una encefalitis, y desde Nación se lo quitaron porque el joven, en simultáneo también era beneficiario de un programa provincial de capacitación laboral.

El abogado de López, justificó que se trata de un decreto inconstitucional, porque Argentina reconoce jurídicamente a través de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, que estas personas tienen el derecho a ser reconocidos como tal.

Dos Tribunales Federales que dieron lugar a amparos, son los Juzgados de Neuquén y General Roca, en estos casos se solicitó a Desarrollo Social que dé marcha atrás hasta que no se especifiquen bien las quitas de pensiones en casos particulares.

Durante la segunda presidencia de Carlos Menem en 1997, se intentó dar marcha al mismo tipo de decreto pero no prosperó.