La firma se quiere expandir. Hay resistencia en varios sectores ante su llegada. Quiere instalarse en Córdoba y otras ciudades del interior.

Lo anuncio el CEO de Uber para Latinoamérica, Rodrigo Arévalo. Esto encontró choque ante el sindicato de taxistas que presentó su argumento en contra de la empresa frente a la justicia, encontrando apoyo por parte de esta.

Desde el municipio cordobés, el secretario de servicios públicos, Julio Waisman rechazo que la aplicación opere en la ciudad.

La firma en otra sintonía  aprovecho el conflicto que se vive por el trasporte y el paro, para justificar su desembarco, alegando su alejamiento de problemas laborales o intereses en pugna.

Uber busca que su negocio sea ya regulado en Argentina, en miras a esto pretende hacer prueba piloto en Bariloche y también repetir lo mismo en el verano. La aplicación opera en Buenos Aires desde 2016.

Categorías