1) No existe ninguna norma que obligue a los ciudadanos a portar documento para transitar en la vía pública.

2) La policía solo puede pedir que las personas se identifiquen cuando existan motivos suficientes para ello. El ciudadano puede identificarse por sus dichos o con el carnet de obra social. La negativa a identificarse es una contravención (Art. 88 del Código de Conviencia Ciudadana) y exhige dos testigos ajenos a la fuerza de seguridad para que la policía te detenga.

3) Las requisas en el cuerpo de las personas deben ser realizadas por decreto fundado de autoridad judicial y siempre que existan motivos suficientes para sospechar que una persona guarda un elemento de un delito.

4) No naturalicemos la policialización de nuestra democracia. Ningún orden conservador justifica que perdamos nuestra libertad y dignidad.

Info de Lucas Crisafulli