La titular de Abuelas de Plaza de Mayo aseguró que la recuperación de su nieto “es un logro de todos los argentinos” y llamó a las demás a seguir su lucha. El joven se acercó a la asociación hace dos meses. Es hijo de Laura, quien fue secuestrada y asesinada por la dictadura.
37 años tuvieron que pasar para que Estela se encuentre con Guido (el nombre que le dió su madre biológica).
Con este ya son 114 los nietos recuperados fruto de la lucha, la perseverancia y la memoria.