Federico Kopta, biólogo y Presidente del Foro Ambiental Córdoba, argumentó el pedido de derogación de la Ley 1o.362 que desplaza las normas de control de impacto ambiental consensuada el miércoles pasado ante un bajo perfil de exposición.

A partir de la derogación de la Ley 10.362, el Estado Provincial pasará a eximirse de cumplir 8 leyes de regulación ambiental para generar la política de loteo y urbanización social, como es el caso del Programa “Lo Tengo”. La Ley, todavía, no está Promulgada y, por eso, se exige al Gobernador de Córdoba que la vete.

La modificación de la reglamentación ambiental y de planificación para la construcción precarizará la situación de los sectores más vulnerables, ya que los loteos dejarán de tener sus estudios correspondientes para asegurar la habitabilidad, probando si la zona es inundable con la altura de las napas de aguas subterráneas, la presencia o no de basural a cielo abierto que contamina el suelo con metales pesados, la proximidad industrial, la dirección de los vientos que pueden afectar el aire y el flujo del tránsito.

“El fin de este arriesgado plan radica en acelerar la venta de lotes, ahorrando dinero y tiempo en el desarrollo de los estudios para terminar pagando con las graves consecuencias que significan obviar este tipo de controles”, afirmó Kopta y agregó: “Parece que el Gobierno Provincia no aprendió nada de las experiencias del Camino al Cuadrado, de las inundaciones en Sierras Chicas, el hundimiento de terrenos con napas muy altas en el Barrio Villa El Libertador, lo del Batallón 141 y la ampliación de La Cañada hacia el suroeste de la Ciudad”.

Desde el Foro Ambiental Córdoba, insisten en que el Gobierno debe asegurar lo que está contemplado en la Ley y, mientras tanto, se exime de sus responsabilidades y delega a Intendentes o Jefes Comunales la resolución de Certificados de Factibilidad, donde no sólo pueden impartirse medidas arbitrarias sino que la presión es muy elevada e incita a improvisar o tomar decisiones erróneas. La utilidad de los estudios de impacto ambiental, justamente, es un facilitador para que la sociedad no tenga que pagar los costos en vida y en bienes.

Ante la consulta por la problemática de falta de vivienda y teniendo en cuenta el relieve de la Provincia, Korpa expresó que la Ciudad no da para seguir extendiéndola más hacia la periferia y, frente a eso, la cantidad de convenios urbanísticos aprobados por la Municipalidad agrava la situación. “A toda extensión urbanística, hay que brindarle los servicios correspondientes. Para eso existe la Planificación y el Plan Director”.