Declaró Walter Franzone en diálogo con La Ranchada. Franzone es el Secretario General de la Asociación de Trabajadores Argentinos de Centros de Contacto (ATACC) en Córdoba. Este Gremio de Call Center nació en Córdoba (donde, actualmente, se ubica la Sede Central) y, luego, se extendió a varias provincias del país como Tucumán, Salta, Chacho y Mendoza.

Este trabajo dejó de ser un empleo de paso, ya que hay trabajadores con 15 años de antigüedad, los cuales han conseguido representación genuina a través de una personería gremial y de un convenio colectivo laboral. “Los trabajadores del Call Center nos agrupamos y formamos nuestro propio Gremio de Contacto”, afirmo Franzone y agregó: “Ya hay cosas que no se toleran porque el trabajador del Call Center no es ni un siervo, ni un esclavo. Se ha perdido el miedo a manifestarse y a organizarse”.

Con respecto a las condiciones laborales en la coyuntura actual del país, comentó: “Nuestro Sector está sufriendo doblemente porque el país ha perdido competitividad en relación a otros países latinoamericanos y ha perdido mucho Mercado Interno por la inflación y porque el Empresariado siempre busca pagar menos costos y salarios”.
Si bien, todavía no ha habido suspensiones, ni se perciben muchos despedidos, sí hay un gran incremento en la baja de horas de trabajo como paso previo a la venida de despidos masivos. “Este Gobierno busca sacarle el derecho a los trabajadores para transferir más ganancias a los grupos concentrados. Los cambios, en vez de hacernos avanzar, nos han hecho retroceder”, manifestó el Secretario General de ATACC.