El pasado sábado 5 de mayo, en el programa “Las Tres T”, tuvimos la palabra de Gildo Onorato, quien es referente de CTEP nacional y secretario de políticas sociales del Movimiento Evita.

En diálogo con Quebracho Rivera, se dio enfoque a tres ejes: sindicato único de los
trabajadores de la economía popular, incorporación de la economía popular en la CGT y discusión de un proyecto político.

Respecto del primero, manifestó: “Está vinculado a la necesidad de fortalecer la institucionalización de nuestro sector; la CTEP cuenta con un reconocimiento en el Ministerio de Trabajo, como representantes de un sector del mundo laboral que ya no está sujeto a la relación asalariado-patrón.
Creo que la economía popular es aquella que va asimilando a los propios trabajadores y que en éste
capitalismo del siglo XXI, sin lugar a dudas, es un aspecto que va creciendo porque el
capitalismo ha ido cambiando mucho en sus formas de producción.”

A su vez el dirigente nacional manifestó: “Nosotros queremos consolidar la unidad que hemos construido con los distintos movimientos populares, en el marco de un instrumento jurídico que nos conforme,
definitivamente, en un sindicato del nuevo tipo que represente a una nueva relación social
que existe en la sociedad. En función de ésto, estamos trabajando en nuestras asambleas,
lo hemos lanzado a nuestras unidades productivas para que se dé el debate.”

En cuanto a la relación con la CGT, indicó que se está discutiendo no solamente la
incorporación a la misma, sino también la unidad de la clase trabajadora a partir del
fortalecimiento de sus instrumentos principales, haciendo hincapié en la necesidad de que
exista una central única para fortalecer al conjunto de los trabajadores públicos, privados y
de la economía popular, con el objetivo de que no exista “un descarte económico y social”,
sino que se reconozcan y se reivindiquen los derechos de los trabajadores.

Por el proyecto político, refirió que existe una nula representación de la agenda propuesta
por CTEP para abordar los cambios estructurales en Argentina.

“No vemos ningún sector de la política que esté planteando el retorno del campo y la
distribución justa de la tierra para que los trabajadores de la agricultura familiar puedan
producir y vender sus productos con total igualdad. No vemos que ningún sector de la
Argentina esté planteando la desconcentración y la nacionalización del mercado interno…”.
A partir de ésto, indicó que muchos sectores de la vida sociopolítica del país se están
preguntando si no es momento de empezar a construir una propuesta política que fije un
rumbo y plantee una idea de nación.

Además, agregó que en el marco de la negociación con el gobierno nacional, éste sólo le da
garantías al sector financiero y pretende enfriar el consumo, afectando a los más humildes,
por lo cuál, seguirán en pie de lucha y convoca a los trabajadores a una marcha federal que
comenzará el 28 de mayo y culminará el 1 de junio en las puertas del Congreso de la
Nación.