El dirigente sindical Luis Barrionuevo, nombrado interventor del Partido Justicialista por la jueza Servini de Cubria, ya ocupa la sede partidaria y cumple funciones, a pesar de que la conducción nacional de esa fuerza política apeló la intervención.

Ayer, las autoridades que integran el consejo nacional del partido no pudieron ingresar al edificio y se reunieron en el barrio porteño de San Telmo, con la presencia de representantes de todo el país, donde ratificaron el rechazo a la intervención.

“Creían que no nos íbamos a juntar. Estuvimos todos los consejeros del partido de todas las provincias argentinas en un local de San Telmo, diciendo que hoy mas que nunca, necesitamos un gobierno nacional y popular, que interprete los intereses de todos los argentinos y no de un grupito, como pasa ahora”, afirmó mas tarde el presidente del PJ, José Luis Gioja, en un acto frente a la sede ya ocupada por los interventores.

Quienes gobiernan, no gobiernan para la gente. Quienes gobiernan son los ricos, que gobiernan para los ricos, por eso el pueblo con su voto lo tiene que sacar”, afirmó Gioja.