En diálogo directo con Edgardo Gómez del Diario Tiempo Argentino nos comentó que ya han recuperado su lugar de trabajo luego del trágico episodio que sufrieron en las instalaciones del Diario, ahora Cooperativa, en la madrugada del lunes.

Según comentó Edgardo Gómez, el anterior dueño del Diario, Mariano Martínez Rojas entró con una patota de 30 patovicas como fuerza de choque para generar destrozos en el edificio donde se ubica Tiempo Argentino. “La patota estaba adentro del edificio comandada por él”, declaró.

En cuanto al apoyo de dirigentes políticos, los Delegados de Tiempo Argentino recibieron un llamado del Ministerio de Trabajo. “En el Ministerio de Trabajo nos dieron la razón pero es una gran contradicción de este Gobierno porque el Estado ha intervenido muy poco en la resolución de nuestra conflicto. Nos dan la razón pero no intervienen y no hacen nada para solucionar nuestro problema”, denunció Gómez y explicó que había quedado una pauta acordada para cobrar de la Gestión anterior. “Nosotros habíamos solicitado que el dinero que tenía que cobrar Sergio Szpolski se utilizara para saldar las deudas salariales de los trabajadores. Por eso le pedíamos directamente al Gobierno de Mauricio Macri que, por nuestra situación gremial y el conflicto que estábamos viviendo, no le pagase a Szpolski y que nos pagara a nosotros. Pero eso no ocurrió”.

Ante la ausencia del Estado y los fuertes problemas gremiales con importantes ramificaciones políticas desde diciembre del pasado año, los trabajadores de Tiempo Argentino decidieron conformar la Cooperativa Más Tiempo para la cual tramitaron, como cualquier otra entidad de cooperativismo, el otorgamiento de subsidios nacionales. “Tiempo Argentino se conformó como Cooperativa porque entendimos que era un medio que se podía recuperar, ya que había una gran cantidad de gente que podía llegar a comprar el Diario y que podía seguir siendo nuestro sustento de trabajo”.

Nuestro último sueldo fue en noviembre de 2015. A partir de ahí, se dejó de cobrar el sueldo y el aguinaldo”, comentó el periodista de Tiempo Argentino. Actualmente, los trabajadores no están cobrando un sueldo fijo y se reparten el dinero que se obtiene por la venta directa del Diario de la forma más equitativamente posible entre todos los miembros de la Cooperativa. “Tenemos un poco de pauta de la Provincia de Buenos Aires y de entidades privadas pero, realmente, estamos subsistiendo de la venta del Diario”.

Por último, Gómez se despidió de La Ranchada y declaró: “Después de haber superado esta prueba de fuego, nos sentimos más fortalecidos que nunca. Hoy salió el Diario explicando todo la situación que sufrimos y el fin de semana saldremos como siempre, agregando un dossier especial por el Bicentenario de la Patria”.

Categorías