Un grupo de jóvenes de Granja de Funes ll transformaron un galpón abandonado en un espacio común, abierto para todos los vecinos. Actualmente, allí funciona una copa de leche y una biblioteca popular.

En diálogo con Radio La Ranchada, los vecinos manifiestan el esfuerzo que realizan para seguir manteniendo el lugar. “Chicho”, uno de los jóvenes encargados de la refacción del galpón, cuenta que a través de donaciones, lo pintaron, arreglaron el techo y los baños. “Lo estamos tratando de arreglar un poco para que se abra un espacio para que lo usen (…) está más lindo, está más cambiado”, agrega.

Desde hace 3 años funciona en el galpón una biblioteca popular en el que participan cada vez más niños y jóvenes de la zona. Fabrizio Li Gambi, uno de los iniciadores, asegura que de a poco, los vecinos, se han apropiado del espacio y de los elementos. Sostiene que es un “momento de convivencia”, algunos están aprendiendo a leer y necesitan quien los acompañe en el proceso, y hay quienes simplemente se acercan para compartir. Además, los días sábados salen con un carrito a repartir libros en el barrio, para quienes no pueden asistir. “La idea es que se vayan multiplicando, que podamos hacer muchos carritos y que se sume la gente para que lleguen todos los libros que podamos a más casas” Concluye Li Gambi.

Por otro lado un grupo de madres lleva adelante desde hace 6 meses la copa de leche. La misma tiene lugar en el galpón todos los martes a las 16 horas y asisten alrededor de 45 niños. Hablamos al respecto con Dayana Vazquez, quien expresa su preocupación porque cada vez se suman más y la situación económica no ayuda: “Somos un grupo de mamás que sustentamos esto y nos está costando bastante”. Sin embargo continúan con la tarea gracias a la ayuda de conocidos. El dispensario dona la leche y tienen un amigo panadero que les lleva pan todos los martes. “Después de leer un rato, enseñarles un poco de lectura, está bueno que vayan con la pancita llena a su casa” Concluye Vazquez.