Fernando Neyra, Director de la Unidad Ejecutora de los Programa de Saneamiento de títulos y de Tierras para el Futuro explicó de qué se trata la estructura de la Ley Provincial 9150 en Córdoba.

En el 2004, la Unidad Ejecutora comenzó a trabajar en Córdoba, a partir de una primera instancia de relevamiento de la situación posesoria con un gran diagnóstico sobre la situación de la Provincia en base a temáticas de conocimiento público como desalojos y despojos de territorios ancestrales por la falta de títulos de propiedad y regulación de las escrituras.

Desde la comunicación y la información sobre el derecho a la práctica posesoria y dominial de la gente que detentaba tierras sin tener ni títulos, ni escrituras, se inició una proceso de asesoramiento y trabajo en conjunto con comunas y municipios por intermedio de los jueces de paz.

Dentro de los dos programas de acción, se encuentra el de Registro Personal de Poseedores para la generación de una notación posesoria. Quien no tiene título de la propiedad pero si detenta la posesión de manera pública, pacífica e ininterrumpida como uso a título de dueño, se le da la posibilidad de anotarse en el registro personal de poseedores. Si bien no se modifica la escritura, se asienta en el registro matricular de la propiedad, la existencia de un poseedor acreditado con garantía de posesión.

En los documentos de conflicto posesoria y dominial, existen 52.000 solicitudes de reconocimiento posesorio y 4500 poseedores anotados. Sobre esa cantidad, las familias de zonas urbanas superan en cantidad a las comunidades rurales.

Neyra explicó las diferentes entre el Registro de Poseedores y el Juicio de Usucapión, entendiendo a este último como experiencias a través de una demanda judicial con 20 años de antigüedad de posesión de la tierra para poder lograr el cambio de titularidad de la propiedad. Algo distinto al Registro de Propiedad que se maneja a través de un trámite administrativo que requiere sólo 2 o 3 años de antigüedad para iniciar la solicitud de reconocimiento posesoria y comprobar la no usurpación u ocupación.

El segundo programa consta de la Regulación Dominial para el alcance de títulos y la transferencia de la escritura al poseedor en un trabajo en unión con el Ministerio de Desarrollo Social, la Dirección de Vivienda, la Dirección General de Inspección de Personas Jurídicas, distintas cooperativas y mutuales de la Provincia de Córdoba.

Por último, al ser consultado por la no aplicación de la Ley Nacional de Tierra 24374 en la Provincia, Neyra resaltó que Córdoba adhirió a la Ley Nacional en el 2004 por intermedio de otro cláusula legislativa, la Ley 8932. Sin embargo, nunca se concretó la reglamentación y, actualmente, se trabaja en la terminación del decreto para elevárselo al Gobernador Schiaretti a través de la Fiscalía de Estado y poder dar un paso cualitativo e importante en materia de hábitat y saneamiento.