Usuarios y Consumidores Unidos de Córdoba recibió una denuncia por el cambio de fórmula de la leche infantil Sancor Bebé 3.  La marca habría alterado la edad de los destinatarios sin advertirlo en el paquete.

El abogado y apoderado de Usuarios y Consumidores Unidos de Córdoba, Ezequiel Vergara,  hizo pública la denuncia que recibió la organización en su Fan Page de Facebook, sobre un posible cambio en la fórmula infantil de la leche Sancor Bebé 3. Al parecer, la empresa habría modificad la edad de los destinatarios y la recomendación no se detecta en el paquete, según advirtió un matrimonio luego de alimentar a su hijo con esta leche. 

Hasta hace poco tiempo, la leche Sancor Bebé 3 mantenía en la presentación de su etiqueta frontal la inscripción del consumo apto para niños y niñas de entre 1 y 3 años. Al parecer, la fórmula se ha modificado y en el producto actual no se establece la aclaración correspondiente en cuanto a la edad de los menores aptos para consumir el lácteo. Solamente, en la parte posterior del paquete y en letra diminuta, se visualiza el período etario válido para la ingesta del Sancor Bebé 3 que va de los 2 a los 3 años.

“No existe explicación alguna de las consecuencias que puede sufrir el bebé si le dan de tomar la Leche Sancor Bebé 3 a una edad todavía prematura. Si la propia empresa no realiza una advertencia de que el producto es apto sólo para mayores de 2 años mientras los Padres están habituados a darle la leche a niños de entre 1 y 3 años, se puede producir un grave peligro y más en un sector tan sensible como son los niños a esas edad donde recién se está comenzando a desarrollar la flora intestinal”, justificó Vergara.

A su vez, en la página web de la Empresa Sancor, en el segmento dedicado a dicho producto, tampoco hay ninguna aclaración sobre el cambio de fórmula, manteniendo en vigencia las indicaciones del producto anterior.

Ante estas irregularidades, jurídicamente, se está violando el Artículo 4 de Defensa al Consumidor donde se establece que la información sobre los productos debe ser cierta, clara y detallada. En consecuencia, hoy se presentó una Carta Documento remitida a la Empresa Sancor a efectos de que se informe, a través de una audiencia prevista en el procedimiento que avala la Ley 1247, cuáles son los componentes del producto y si puede afectar a la salud de niños y niñas entre 1 y 2 años. “Si es así, deben cesar las publicaciones del nuevo producto y debe ser retirado del mercado hasta que difundan las indicaciones correctas”, expresó Vergara.