Comenzamos la semana con la visita de los compañeros de la Agrupación H.I.J.O.S para charlar sobre las complejas temáticas de Violación de Derechos Humanos, sobre Delitos de Lesa Humanidad y discriminación de minorías acontecidas en la última Dictadura Cívico-Militar de 1976 y que continúan hasta la actualidad.

Eugenio Talbot Wright de H.I.J.O.S nos acompañó en los estudios de La Ranchada para hablarnos sobre una cuestión compleja que ha sido invisibilizada por ciertos sectores sociales durante mucho tiempo. Se trata de la resistencia que se generó, a partir de la década del ‘60, por parte del Frente de Liberación Homosexual. Este colectivo militante de vanguardia tenía un fuerte cuerpo doctrinario, político e ideológico.

Surgió desde los sectores populares, gremialistas y obreros de los suburbios de Buenos Aires, con el nombre de Nuestro Mundo y, ya entrada la Revolución Argentina comandada por el General Juan Carlos Onganía, se transformó en el Frente de Liberación Homosexual, el cual estaba conformado por gays, bisexuales, lesbianas y travestis.

Sin embargo, los registros de lucha y resistencia se remontan a los años ´30 con la primera Dictadura Militar que sufrió nuestro país de la mano del General José Félix Uriburu.


Durante esa época, los Edictos Policiales perseguían fuertemente a la Comunidad Homosexual, llegándose a agudizar durante el Gobierno inconstitucional de Onganía, quien permitía Memorándums para arrestar a menores sin participación de delitos y sin notificación a sus padres. El auge de la persecusión y represión hacia el Colectivo LGTB se desarrolló a través de los órganos de difusión de la Triple A, como era el caso de la Revista Caudillo, quien llamaba a la sociedad a formar parte de la aniquilación de la homosexualidad por ser infiltrados marxistas que buscaban corromper nuestra Nación occidental y cristiana.

 

Para hablar sobre esta historia de lucha, Eugenio invitó a participar a Ivanna Aguilera, mujer trans y militante de la Organización Devenir Diverse, quien vivió la persecución, el secuestro y la tortura por parte de las Fuerzas Armadas. A, su vez, Ivanna hizo énfasis no solo en la búsqueda de la visibilización de la militancia del Colectivo LGTB durante la última Dictadura Militar sino de la agravante problemática que sufren, actualmente, las mujeres trans y las trabajadoras sexuales. Este sector es el más vulnerable de todos, ya que sufren secuestros y violaciones grupales por parte de la Fuerzas Policiales de la Provincia de Córdoba.
La lógica de la Dictadura Militar continúa en las prácticas policiales de hoy en día “porque no hay voluntad, ni políticas para cambiar la discriminación, la estigmatización, los vejámenes y asesinatos impunes”, comentó Ivanna.

Oriunda de la Ciudad de Rosario, a sus 13 años de edad, Ivanna fue secuestrada y llevada al Batallón 121 donde sufrió violaciones grupales, golpizas, mutilación de los genitales con picana eléctrica y, finalmente, fue tirada desnuda a un descampado.

“Desde 1983, la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas (CONADEP) relevó 400 desaparecidos homosexuales. Esa cifra nunca fue difundida porque la CONADEP estaba conformada por varias organizaciones católicas que no querían que los homosexuales fueran visibilizados como desaparecidos”, explicó Eugenio.

A pesar de que los Organismos de Derechos Humanos fueron evolucionando y erradicando sus prejuicios hacia personas con otro objeto de amor u otra forma de vida, Ivanna destacó que el Colectivo LGTB continúa sin justicia y sin posibilidad de participar en los Juicios por Delitos de Lesa Humanidad.

Por otro lado, la Ley de Identidad de Género, que fue aprobada el 9 de mayo de 2012, fue una instancia muy importante para el Colectivo LGTB, ya que se consiguió habilitar sus verdaderos Documentos Nacionales de Identidad. “Ahora tenemos más herramientas para la visibilización y sabemos cómo utilizarlas”, comentó Ivanna. Muchas de las mujeres trans pudieron retomar o empezar sus estudios superiores gracias a la posesión de una identidad legalizada y de un DNI.

Si bien, desde Devenir Diverse se han presentado dos proyectos al Poder Legislativo: el Cupo Laboral Trans y la Reparación para las mujeres trans sobrevivientes mayores de 40 años (solo hay 300 en la República Argentina), lamentablemente, el 85% de las trans siguen ejerciendo el trabajo sexual. “No hay acceso al trabajo, a la educación, a la salud, ni a la justicia. Nosotras queremos trabajar de lo que nos gusta como todos los ciudadanos”, denunció Ivanna y agregó: “Desde el ámbito de la política, hay hombres y mujeres que hablan de nosotras y no saben nada de nosotras por el desconocimiento que hay en la sociedad sobre la población trans”.

Si querés más información, podés consultar a la Fan Page de Facebook Devenir Diverse o al perfil de Facebook Ivanna Aguilera, encargada del Área de Prevención en Salud de la Organización Devenir Diverse.