El acordeonista nos comentó, “este trabajo discográfico reúne sus primeras composiciones, que datan de 2011, cuando aparecieron las primeras melodías que finalmente dieron nombre al disco; es la consecuencia de la danza en piso de tierra, de la fiesta y celebración con sonidos audaces de acordeón; también es lágrimas, besos, abrazos, palmas, silencio y desamores mezclados con recuerdos de grandes alegrías y bellas memorias”.

Las músicas que Sans incluyó en este disco nacen desde el acordeón, con grandes influencias de las músicas populares, de sonidos reconocibles en nuestra identidad de inmigrantes, con huellas del folclore argentino y destellos de rock. También hablan de personajes importantes en la vida, y le dan lugar a aquello que, a través del sonido, simplemente busca expresarse.

Sans, también se desempeña como director de “La Higuera Escuela de Acordeón”, donde se dedica a transmitir y compartir experiencias con músicos y aficionados al instrumento. Desde 2015 es el organizador del “Festival del Acordeón de Córdoba”. En 2017 editó su primer disco “Polvareda” y lanzó su carrera como solista.