Hoy comienza el juicio contra Martín Armando Murúa, quien en el año 2016 asesinó por la espalda a Lucas Rudzicz, custodiando al sacerdote Mariano Oberlin; Murúa, quien es miembro de la Policía de Córdoba, acusado de “homicidio cometido con exceso en la legítima defensa de un tercero”. La familia de la víctima habla que fué un hecho de “gatillo fácil”.

Oscar Martínez del Movimiento Popular La Dignidad, dió su testimonio al respecto.