Hubo un conflicto en el proceso electoral de barrio Jardín. Un representante de la Municipalidad de Córdoba quiso sumar una lista a último momento de forma ilegitima. La Municipalidad no garantizó los recursos, ni el espacio para que se lleve a cabo las elecciones.Sin embargo, la Junta Electoral llevo a cabo la votación para asegurar el derecho de vecinos y vecinas.

 

El pasado 18 de Diciembre fueron las elecciones en barrio Jardín. El triunfo fue para la lista 1 con 175 votos frente a la lista 2 con 11 votos, dejando como presidente electo a Marcos González. La votación se realizó fuera del colegio, bajo un toldo, gracias a los recursos provistos por los vecinos. La municipalidad no reconoció ésta jornada democrática en el barrio.

El 18 de Noviembre en el Club Acic (Asociación Cultural Israelita de Córdoba) de barrio Jardín, se conformaron las listas para elecciones del centro vecinal. Se trataba el octavo encuentro, en las anteriores reuniones los miembros e las listas iban disipando las dudas. Ese día se presentó  Carlos Lelli, un trabajador de la Municipalidad de Córdoba con la intensión de sumar una nueva lista a ultimo momento. La reunión ya había comenzado desde las 17hs  y se extendió hasta las 19hs. El conflicto se generó cuando este “representante de la Municipalidad” apareció pasada las 19hs,“muy autoritario” según afirmaron miembros de la junta electoral, instigando a que le den 15 minutos de tolerancia para que se presente una nueva lista, sin que estén presentes los miembros de aquella lista que planteaba, ni algún apoderado . 

Julia Parodi y José Gómez integrantes de la Junta Electoral de barrio Jardín manifestaron que ellos accedieron a darle los 15 minutos que Lelli solicitaba “al principio nosotros no conocíamos, pensábamos que era alguien de una lista. Le dijimos, usted es de una lista pase, vaya dándonos los papeles y lo vamos haciendo hasta que venga el apoderado (..) Queríamos garantizar el correcto desarrollo de todo y darle la participación a los vecinos” pero el apoderado nunca llegó “quería que aceptemos una lista fuera de término”. Luego de esta situación los miembros de la Junta Electoral comenzaron a recibir llamadas a sus teléfonos personales, notas en sus domicilios, siendo que la información del domicilio oficial de la Junta Electoral es en el club Acic “nos empezaron a perseguir”sentenciaron. 
La Municipalidad de Córdoba les hizo llegar una resolución donde los emplazaba  a aceptar la lista fuera de término. En respuesta la junta electoral presento un Recurso de Consideración frente a la nulidad e las elecciones que plantea la Municipalidad.

El accionar de la Junta electoral fue avalada por las dos listas que participaron en las elecciones. La Junta Electoral permitió que ese día los vecinos pudieran cumplir con su derecho a votar, lo lograron sin recursos de la Municipalidad, gracias a la voluntad y aporte de los vecinos de barrio Jardín “teníamos en claro que los electores tenían que poder votar, poder cumplir su derecho”, finalizaron.