En los últimos meses nos vemos obligados a innovar en la cocina si de cuidar el bolsillo se trata, y esta Semana Santa no será la excepción debido al aumento de los precios.
La vedete de la mesa del viernes santo suele ser el pescado que este año viene con aumentos de entre el 30% y el 35%, según indicó Benjamín Blanch, Presidente de la Cámara de Supermercados de Córdoba. Los aumentos se deben a la inflación registrada en los últimos meses y en el caso de los productos enlatados a que son importados y se pagan a precio dólar.
Por este motivo, Blanch destacó que hay una merma en el consumo que ronda el 7% y que “una de razones podría deberse a que los precios han aumentado y los sueldos siguen siendo los mismo que el año pasado”. Además descartó la posibilidad de una baja en los precios para alentar el consumo.

Categorías