El sábado falleció Olivia, la beba nacida con una malformación congénita, la cual sus padres atribuyen a la contaminación de la Planta Porta & Hermanos S.A.

Oliva era una beba nacida con una grave malformación congénita conocida como Mielomeningocele relacionada con el cierre del tubo neural, cabida central donde se desarrolla el Sistema Nervioso en los primeros años de vida y que genera, como defecto inminente, el impedimento de la formación de los huesos de la Columna Vertebral.

Sus padres denuncian que la causa de muerte fundamental fue por emanación de gases tóxicos provenientes de la Empresa de Bioetanol Porta & Hermanos S.A. ubicada en las zonas aledañas a los Barrios Inaudi y San Antonio, de donde proviene la familia de Olivia.

Hoy a las 12 hs en Tribunales II, sus padres presentarán la denuncia caratulada como Homocidio Agravado, donde no sólo comprometerán de manera directa a las autoridades de la fábrica de destilería sino también al Intendente Municipal Ramón Mestre y a sus funcionarios del Área de Ambiente.