El Plan Provincial de Adicciones contempla la creación de 26 nuevos centros de asistencia a la problemática de adicciones, no sólo la prevención sino también tratamientos ambulatorios especializados para quienes atraviesan esta situación.

Ya se han abierto 7 centros y se han realizado la apertura de Comunidades Terapéuticas Publicas por primera vez en Córdoba, este trabajo era sólo llevado a cabo por  organizaciones no gubernamentales. La función de estos espacios es acompañar a los jóvenes y orientar a las familias que atraviesan esta situación. Además están contemplados nuevos subsidios a las organizaciones que trabajen sobre el consumo peligroso de sustancias, dirigido a jóvenes que no tengan recursos ni obra social para afrontar el tratamiento. Las demandas llegan a  las oficinas centrales en el Hospital San Roque viejo, donde se asiste y orienta, además del trabajo que se realiza en diversos barrios.

Dario Gigena, miembro de la Secretaria de Prevención y Asistencia de las Adicciones manifestó  “no sólo nos ocupamos de la prevención sino de los tratamientos, de la recuperación de las personas con adicciones”.

En cuanto a la prevención trabajan con los Cuadrantes Barriales del Ministerio de Seguridad, realizando actividades de acompañamiento a jóvenes en 20 barrios de la ciudad a través de talleres recreativos.

Actualmente hay centros de asistencia en Malagueño, Juárez Celman,  Alta Gracia, Villa Dolores, San Francisco, Villa María y en Santa María de Punilla la obra está en construcción.