Los trabajadores y trabajadoras de la agricultura familiar, campesina e indígena denuncian, la grave situación que están atravesando como consecuencia de las políticas y medidas del gobierno de Cambiemos.

Tras los despidos de la Secretaría de Agricultura Familiar, del vaciamiento de las políticas dirigidas al sector y en el marco del incumplimiento de la Ley Reparación Histórica de la Agricultura Familiar (n° 27.118) sancionada en diciembre 2014, el Ministerio de Agroindustria pretende eliminar el Monotributo Social Agropecuario. Este derecho beneficia a más de 100.000 personas otorgando acceso a la salud a familias enteras, brinda jubilación a más de 50.000 pequeños productores y productoras.

Por otro lado, la devaluación de la moneda provocó un fuerte aumento en los insumos y el combustible, lo cual,sumado a los tarifazos de los servicios,provoca que la  situación sea aun más crítica, para las familias productoras.

Alberto, integrante de la central APENOC(Asociación de Pequeños Productores del Noreste de Córdoba), del Movimiento Campesino de Córdoba y de la rama agraria de CTEP, explicó: “Lo que venimos viendo, los productores y los agricultores familiares-nosotros le llamamos en nuestra zona, las familias campesinas-es un vaciamiento hacia lo que es la secretaria de la agricultura y sobre todo las políticas que se vienen desarrollando en este último tiempo”.

“No hay financiamiento para las familias campesinas”, manifestó Alberto.

Audio: