12 años tuvieron que pasar para Talleres regrese a la máxima categoría del fútbol argentino. Y lo hizo con un gol de primera, a los 49 minutos del segundo tiempo, de manera agónica, casi como poniendo el broche a un torneo que merece una película que convoque a la fiel hinchada del equipo de Kudelka.

A pesar de comenzar perdiendo, Talleres le puso mucho juego y garra y logró empatarlo y luego el “Cholo” Guiñazú metió un gol luego de ¡7 años! para sellar el pase a Primera División.

Schiaretti, Piñon Fijo y hasta “los primos” de Belgrano festejaron el ascenso de Talleres. Los festejos no se hicieron esperar, en el Patio Olmos y luego en el estadio Mario Kempes en donde hinchas y simpatizantes esperaron al plantel campeón que terminaron el partido en Floresta y se tomaron un avión rápidamente para festejar con su hinchada.

Es tanta la pasión que genera el club que hasta ya hay tatuajes inmortalizando el momento del gol y del pase directo a la Primera. Alexis quiso estampar en su piel aquel momento “matador”

tatuaje-hincha-Talleres-gol-Guin

Además esto no termina, porque Talleres ascendió faltando dos fechas para la finalización del Torneo y en el caso de no perder en los encuentros restantes será el primer equipo en la historia argentina en ascender invicto. Todo un récord para sacar a relucir en los asados cuando empiece la eterna discusión sobre qué equipo de Córdoba es el mas grande.