El Secretario General de la Unión Obrera Ladrillera de la República Argentina , Luis Cáceres, visitó los estudios de Radio La Ranchada para contarnos sobre la situación de los trabajadores del sector ladrillero y la gestión gremial que llevan adelante para regularizar la actividad.
La UOLRA nuclea a los trabajadores con patrón de las fábricas y a los emprendedores familiares que trabajan desde el sector de la economía social.

Por este doble abordaje que hace el gremio sobre el sector es que llevan adelante dos políticas diferentes: una con inspecciones a través del Ministerio de Trabajo, la cual lucha por el “blanqueo” del trabajador de modo que puedan obtener obra social, aporte jubilatorio y un sueldo por convenio. Por el lado de la economía solidaria, el gremio intenta ser un canal para asegurar que se lleven adelante las distintas políticas del Estado, como el acceso al monotributo social agropecuario. En este sentido, Cáceres señaló que es un sector que sufre todas las consecuencias de las políticas neoliberales, por eso necesitamos tener una articulación muy fuerte con el Estado”.

Por otro lado, el Secretario Gremial reconoció que el gran flagelo de la actividad es el trabajo infantil. En este sentido explicó que existen dos situaciones, donde hay un “patrón oculto” donde “es el dueño de un lugar que supuestamente alquila y adentro viven familias (…) la mayoría son de la comunidad boliviana, donde hay explotación”. En ese sentido, apuntó que el gremio está convencido de que hay que “ utilizar todas la herramientas legales y hacer visible esa realidad que duele” y que el sindicato no aceptará el trabajo infantil. El segundo caso está en el ámbito de la economía popular donde las familias tiene un horno en su casa y trabajan menores. Cáceres reconoció que es responsabilidad del gremio dar una solución sin penalizar: “ahí el sindicato tiene que ser una herramienta que garantice que el horno no esté en la casa, nosotros proponemos la organización de cooperativas y parques ladrilleros, un lugar en el municipio donde estén todos los hornos”.