El viernes último, el juez Daniel Cesano en sala unipersonal de la Cámara 7º del Crimen, estableció condenas a dos acusados de robar una vivienda de Villa Carlos Paz donde ingresaron en la noche del 13 de enero del año pasado. Lo notorio del caso fue que, lejos de las penas máximas previstas, impuso los mínimos en virtud de que los asaltantes no solo reconocieron el hecho que se les atribuía sino que afrontaron el resarcimiento a las víctimas del robo.

En un juicio abreviado, el magistrado acogió la solicitud del fiscal quien sostuvo que, a pesar de ser reincidentes, habían reparado el daño a las víctimas. De ese modo, condenó a Julio David Leal a tres años de prisión y a Cristian Javier Escudero, a tres años y tres meses de cárcel. Este último, era reincidente por haber sido condenado previamente por un hurto con inhibidor de alarma, por lo cual se unificaron ambas sentencias en cinco años y 10 meses de prisión. Además se confiscó el Fiat Uno en el cual se trasladaban el día del asalto.

Aquella noche del verano del 2017, Leal y Escudero rompieron barrotes de una reja trasera de la casa, ubicada en la calle Independencia de la villa serrana. Tras ingresar a la vivienda, se llevaron gran cantidad de objetos. En su mayoría, celulares, televisores, elementos electrónicos que había en el hogar.

En el curso de la investigación fue posible recuperar todo lo robado. Los acusados reconocieron los hechos y asumieron la reparación económica, lo que fue considerado por el fiscal primero y por el juez, después, para acotar las condenas.

Fuente: perfil.com