En el día de ayer, la ley obtuvo media sanción, lo cual significa un visto bueno para las comunidades indígenas del territorio argentino, en los próximos días se conocerá la decisión de la Cámara de Diputados, ya que la última prórroga vence a mediados de Noviembre.

¿De qué se trata la Ley?

El 1 de Noviembre del año 2006 en el marco de la “reparación histórica” por los pueblos originarios (freno a los desalojos y censo catastral de territorios argentinos indígenas), se sancionaba la Ley n° 26.160 declarándose la emergencia en materia de posesión y propiedad de las tierras que tradicionalmente ocupan las comunidades indígenas originarias del país, cuya personería jurídica haya sido inscripta en el Registro Nacional de Comunidades Indígenas u organismo provincial competente o aquellas preexistentes.

Entre los puntos destacados de la ley se contempla la suspensión de desalojos en tierras habilitadas por comunidades originarias hasta tanto se termine el relevamiento catastral llevado a cabo por el Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INA).

De acuerdo a una auditoria llevada a cabo por la Auditoria General de la Nación (AGN) durante el período 2010/2015 de las, aproximadamente 1500 comunidades con datos de existencia, solo se han empadronado alrededor de 500. Dos tercios no han regularizado su situación y muchas de las comunidades no han tenido las posibilidades de acceder a esta información y tener el acompañamiento por parte del Estado. Esta situación es la que ha motivado, desde hace 11 años, las sucesivas prórrogas.