Entre 2015 y 2017, se registrará un avance de 15 a 17 bocas de comercio distribuidas por distintos barrios de la Ciudad de Córdoba. Según Vanesa Ruíz, Gerente Comercial del Centro de Almaceneros Córdoba, esto provocará un daño irreversible para todo el comercio minorista.

El martes 25 de octubre, la cadena Hipermercados Libertad inauguró una nueva modalidad de comercio conocida como “Petit” en Barrio Urca. Estas nuevas aperturas comerciales, posibilitan la instalación de nuevos formatos de cercanía de las grandes cadenas supermercadistas a los distintos barrios periféricos de la Ciudad, bajo los nombres de “Mini” o “Express”.

La proyección de grupos empresariales de super e hipermercados del rubro de alimentos también se extienden al amplio abanico comercial como es el caso de las gran red de Farmacias de la empresa Farmacity o de ferreterías como el Easy. “Esto va a generar un daño irreversible al comercio minorista ante el fuerte impacto de las empresas dominantes que cuando deciden apretar el botón rojo, hunden el comercio interno”, expresó Ruíz.

Actualmente, permanece en vigencia la Ley que regula las grandes superficies comerciales superiores a los 300 metros. Sin embargo, los grandes supermercados están escapando a la normativa estipulada, amoldando sus estructuras a 240 o 250 metros y obteniendo nulas objeciones a la hora de instalarse.

Como antecedente, el equipo técnico del Centro de Almaceneros de Córdoba presentó un anteproyecto de Ley el 17 de diciembre de 2013 para ser tratado en la Legislatura de Córdoba y concretar una regulación formal en la instalación de formatos de cercanía de grandes superficies.
No obstante, el debate no tuvo lugar y el anteproyecto no fue tratado.

“Cuando compramos en cadenas de super e hipermercados, nuestra plata migra a grandes negocios internacionales o al capital extranjero que no sólo no fomentan el crecimiento nacional al frenar la inversión en el comercio interno sino que genera una drástica reducción de las fuentes de empleo”.