En conferencia de prensa, el presidente Mauricio Macri consideró superada la turbulencia del Banco Central, aunque reconoció “el nivel de nerviosismo que se dio en varios sectores de la población” y que “hubo miedo y hubo angustia”.

El mandatario insistó en “reducir el déficit fiscal” de nuestro país, ya que “como Estado gastamos mas de lo que tenemos”. Para el gobierno esto indica una “vunerabilidad” que hay que corregir, porque sino “dependemos de que el mundo nos preste plata”. Sin embargo, consideró que “hoy ya no hay tanta vocación en el mundo por prestarnos dinero si no demostráramos mucha seriedad y responsabilidad para terminar con el déficit”.

Tras reunirse con senadores y gobernadores de la oposición, afirmó que “hay que llegar a un acuerdo y equilibrar algo que la argentina no logra hacerlo durante mas de 70 años (reducir el déficit)”.

Macri reconoció “el enorme esfuerzo que han hecho todos los argentinos en estos dos años y cuatro meses, y gracias a ese esfuerzo, y que lo hicimos juntos, evitamos una crisis que sí, nos llevaba al 2001”. “Hoy estamos en una posición más solida pero con la mismo problema de fondo, tenemos que reducir el gasto fiscal”, repitió.

Durante la conferencia realizó también una autocrítica: “Hemos tenido problemas de coordinación entre el gabinete económico y el Banco Central. Hemos mejorado mucho en estos días. Pero tenemos que tener en cuenta que el Banco Central es independiente, entonces tenemos que trabajar juntos sin vulnerar esa independencia”.

“Bajamos cuatro puntos el gasto público respecto al PBI. Es un paso. Ahora hay que acelerar, en la misma dirección de lo que estamos haciendo, tenemos que profundizar. Por eso convoque a todos los dirigentes de distintos sectores, para que seamos sinceros y hagamos lo que hacen todos los argentinos: no gastar más de lo que tenemos”, lanzó.

A su vez, defendió la política tarifaria que viene llevando adelante: “Si hubiese habido una alternativa , la hubiera tomado. Pero esto es lo que vale la energía. Es mentira que lo que en estos años lo que no pagamos de energía, no los pago nadie. Lo pagamos todos. La segunda mentira es que las tarifas son carísimas, ya hemos comparado que pagamos una parte de lo que pagan los países limítrofes. Y tercero, tenemos para mejorar los niveles de consumo, consumimos 50% más de energía electrica y 70% más de gas que lo que consumen en Uruguay”.