En una entrevista brindada a La Despensa, Esteban Magnani, especialista en tecnología y comunicación ofreció detalles sobre el modelo de negocios de Facebook y cómo hace para asegurar la gratuidad a los usuarios.

No somos usuarios de Facebook, somos trabajadores para Facebook” dijo Magnani y explicó que a diferencia de los medios de comunicación que contrata a empleados para que generen contenido (noticias) el gigante de las redes sociales utiliza el contenido que generan sus usuarios para recolectar gustos e inquietudes y ofrecerles publicidad afín a sus intereses.

Esto implica que Facebook recolecta información de cada uno de sus usuarios a pesar de que muchos no lo saben.

fb at w

La propuesta de usar Facebook at Work por parte de un estado es prácticamente una locura

Por otro lado, en su discurso de ayer el presidente Mauricio Macri anunció que publicará los datos de cada una de las áreas ministeriales de la Nación. Este concepto se conoce como “Open Government” o gobierno abierto. Es una medida utilizada por diversos estados y que el propio Macri llevó adelante en su gestión como Jefe de Gobierno de la ciudad de Buenos Aires.

Sin embargo, para llevar adelante esta medida se necesitan especialistas técnicos en informática, programación, estadistas y empleados que ingresen y analicen esos datos. En consecuencia, se requiere una plataforma digital en donde alojar todo ese trabajo y según la Agencia Paco Urondo, la plataforma elegida por Macri se llama Facebook at Work, la cual pertenece a Mark Zuckerberg (creador de Facebook).

Según el periodista porteño “la propuesta de usar Facebook at Work por parte de un estado es prácticamente una locura” ya que por esos canales circula información sensible y valiosa para el mercado.

Todo lo que circule por Facebook at Work puede estar disponible para eventuales buitres que utilicen esa información en beneficio propio” dijo categórico Magnani. Es que la plataforma registra la actividad de los usuarios, tiene acceso a la documentación, a los grupos y a qué habla cada uno de los integrantes, puede leer los chats privados entre dos personas entre otras atribuciones.

Aún no se precisaron detalles de cuándo comenzará el estado argentino a trabajar con esta plataforma lo que sí es certero es que en la obsesión de Macri por subir peldaños en rankings internacionales en este caso detentaría el primer puesto: Argentina sería el primer país del mundo en utilizar una plataforma que está comprobado que espía a sus usuarios y que fue pensada para empresas, no gobiernos.