El martes 23 de agosto a las 17 hs se llevó a cabo, desde la mítica esquina de las Avenidas Colón y General Paz, la Marcha Nacional contra el Gatillo Fácil desde la organización de Familiares de Víctimas por la misma causa.
La convocatoria terminó en la Casa de Gobierno de la Provincia de Córdoba para hacer un reclamo público ante el continuo amedrentamiento de la Policía contra los sectores populares.

En la mañana del martes 23 de agosto, la Coordinadora de Familiares de Víctimas de Gatillo Fácil Córdoba, realizó una conferencia de prensa dirigida a organizaciones y medios de comunicación alternativa y popular para convocar a la Marcha Nacional contra el Gatillo Fácil.

Facundo Armella, dirigente de la Corriente Peronista Descamisados, comentó el proceso organizativo que se llevó a cabo durante un mes en un plan de lucha ante los actos represivos sistemáticos que se vienen dando, sobre todo, en la región céntrica del país, como son los casos de Santa Fe, Córdoba y Buenos Aires.

La institución policial en sus prácticas hereditarias de hechos como el Navarrazo en Córdoba o el Terrorismo de Estado en ciudades como Rosario y Capital Federal, confirman la continuidad estructural de la criminalización de la pobreza, la estigmatización de clase y la persecución a los sectores populares.

A su vez, la Coordinadora de Familiares de Víctimas de Gatillo Fácil está haciendo un exhaustivo seguimiento a la situación de los presos en las cárceles de la Argentina. 

Durante el 2016, el hostigamiento policial alcanzó hasta los mismos Familiares de Víctimas de Gatillo Fácil que han recibido amenazas y abusos de la autoridad policial ante los actos de organización a través de Marchas, intervenciones callejeros y comunicados de prensa.