Con la presencia de más de 400.000 docentes, tuvo su mayor expresión la Marcha Federal Educativa. Trabajadores y Trabajadoras de la Educación, estudiantes, científicos, padres, madres y la comunidad educativa toda se movilizaron hacia Plaza de Mayo y la inundaron de guardapolvos blancos con un sólo grito: SIN PARITARIA NACIONAL, HAY CONFLICTO NACIONAL.

Distribuidos en tres columnas que entraron por Plaza de Mayo, los Maestros que marcharon desde la Patagonia, La Pampa, Buenos Aires, NEA, NOA y CUYO dijeron “presente” en una Plaza de Mayo que dio clase de dignidad en la lucha por la Escuela Pública. Fue una jornada histórica en la que los docentes protagonizaron, una vez más, un hito en la historia de nuestra Argentina; con el mismo lápiz con el que se escribió la Carpa Blanca y la Marcha Blanca.

Donde hay una escuela está la Patria”, rezaba la bandera de cabecera de la Columna Sur, con la que marcharon SUTEBA y todos los compañeros de La Pampa y la Patagonia. Esa consigna era lo que se sentía, lo que se respiraba. La presencia de cada uno de los compañeros desaparecidos, de Carlos Fuentealba, de Stella Maldonado y de Mary Sánchez se vio reflejada en los ojos de cada compañero que cruzó el Puente Pueyrredón (rodeado de efectivos policiales que amedrentaban trabajadores) sin bajar los brazos y sin dar ni un paso atrás.

El Secretario General del SUTEBA, Roberto Baradel, expresó entrando a la 9 de Julio: “Somos muchísimos los docentes y las familias en esta gran Marcha Federal Educativa. Estamos todos unidos reclamando un salario digno, un trato respetuoso y mayor inversión en la Educación. Queremos decirle al Presidente de la Nación que nosotros no ‘caímos’ en la Escuela Pública, la elegimos. Mis hijos van a la Escuela Pública y estoy orgulloso de la educación que reciben de sus maestras y maestros”.

Para que haya una negociación de buena fe, el Gobierno tiene que dejar de lado las sanciones, los descuentos, ese dinero indigno para quienes no paran y aumentar la propuesta salarial por encima de la línea de la pobreza”, finalizó. Más de 400.000 Maestros rodearon el escenario. Muchísimos más los que expresaron su apoyo en balcones, redes y a kilómetros de distancia. Nadie está solo. La lucha es en unidad.

Categorías