En sesión extraordinaria ante el advenimiento del fin de semana largo, hoy se reunieron los concejales de los diferentes bloques para tratar la aprobación del boleto de transporte urbano de pasajeros y la derogación de la Ordenanza N° 11.988.

A partir de las 8 horas del día miércoles 7 de diciembre, el Concejo Deliberante sesionó en una jornada extraordinaria para concretar el debate por el aumento del boleto de transporte urbano de pasajeros  a $12.55 y la derogación de la Ordenanza N° 11.988 que prevía la aplicación del Banco Municipal de Inmuebles desde el 2011.

A favor de la derogación del Bando de Inmuebles, votaron los bloques UCR-PRO y Frente de Acción Solidaria y lo hicieron en contra Unión por Córdoba, Movimiento ADN y Fuerza de la Gente.

Ante esto, el Concejal Eduardo Serrano de UPC expresó: “A pesar del fallo a favor de las organizaciones sociales que lucharon por la vigencia del Banco de Inmuebles, tanto ellos como nosotros desde la oposición hemos sido charlados y vapuleados con mesas de diálogos que nunca existieron para sacar una Ordenanza que beneficie a los desarrollistas”.

En discrepancia, Lucas Cavallo de Juntos por Córdoba, manifestó: “Es la primera vez que les estamos dando un porcentaje de ingreso de impuestos y dinero en efectivo para favorecer notablemente a las organizaciones sociales”.

Mientras tanto, la oposición también se negó a aprobar el aumento del 37% en la tarifa del transporte urbano de pasajeros. Sin embargo, el Oficialismo se impuso en cantidad de votos y logró aprobar el incremento en el boleto que comenzará a regir a partir de la semana que viene.

En base a esto, el Concejal Tomás Méndez del Movimiento ADN explicó: “El boleto de transporte urbano de pasajeros, en estas circunstancias de estancamiento e inflación, es absolutamente inviable porque el Estado debe garantizar ese servicio así también como la salud y la educación. Si no tenés transporte no hay educación, ni salud gratuita”.