Desde la Cooperativa de Carreros y Recicladores La Esperanza se emitió un comunicado hoy convocando a una movilización frente a la Municipalidad de la ciudad de Córdoba. La misma tiene como objetivo demostrar su disconformidad ante el acuerdo firmado entre el municipio de la ciudad y el Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (INAES).

Dentro del comunicado se presentan además varias problemáticas que preocupan al conjunto de trabajadores, entre las que se destaca su intención de ser tenidos en cuenta al momento de la toma de decisiones en cuestiones que los involucren.

Comunicado completo

SOMOS CARREROS Y RECICLADORES

Hoy nos encontramos movilizando para hacer oír nuestra voz en respuesta al convenio firmado por la Municipalidad de Córdoba y el Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (INAES), para el cual no fuimos consultados de modo alguno. Aquí nuestra posición y propuesta:

1. No al cambio injusto de caballos por motocargas.
La Cooperativa La Esperanza se expresa en contra de la entrega de caballos a cambio de recibir una motocarga en comodato por considerar injusto la entrega de nuestros animales para que NOS PRESTEN una moto. ¡Los caballos son de los carreros, y con nosotros deben permanecer!

2. Sobre la tracción a sangre.
La Cooperativa acuerda en resolver los planteamientos sobre el trabajo con carros y tracción a sangre en la ciudad, pero exigimos que la voz de los carreros sea escuchada a la hora de generar alternativas, para dejar de ser discriminados gratuitamente por ciertos sectores animalistas que no ven ni quieren entender que al trabajador con carro o sin carro, sigue siendo expulsado del sistema laboral.
¡Queremos seguir trabajando! y ¡queremos más fuentes de trabajos para todos los compañeros carreros!; cooperativizados o no.

3. Somos carreros y somos recicladores.
La Cooperativa, junto con todo el resto de los servidores urbanos, mantenemos limpia gran parte de la ciudad de Córdoba. Trabajamos de manera conjunta con los CPCs; desmalezando, barriendo cordones cuneta, podando árboles, manteniendo ordenados los basurales a cielo abierto, y limpiando diferentes espacios públicos.
Queremos seguir trabajando en el mismo sentido, ayudando a solucionar un problema ambiental muy serio, el de la basura.
Somos Carrerros y Recicladores, hemos desarrollado diferentes proyectos de reciclado y de reutilización de recursos que otros consideran basura. Queremos seguir en ese camino y vivir de nuestro trabajo. Explotar el potencial de trabajo que representa la basura. Queremos una fuente de trabajo segura para la vida digna, como siempre hemos querido.

4. Nuestra voz también vale.
La Cooperativa se muestra en solidaridad con todas aquellas personas que hoy no están siendo escuchadas, como nosotros, e intentan vivir digna y sanamente. Nos oponemos a que el Estado haga del medio ambiente un gran basural. Por ejemplo, lo que les sucede a los compañeros y vecinos y vecinas de Santa Ana.

A partir de esto, la Cooperativa La Esperanza solicita a la Municipalidad de Córdoba:
1. La creación de 10 puntos verdes por parte de la Municipalidad para esta cooperativa, y otros tantos para quienes deseen sumarse a solucionar el problema ambiental de la ciudad.
Estos puntos verdes serían grandes galpones donde puedan entrar camiones que traigan la recolección diferenciada de basura de todos los cordobeses, Allí, podría darse tratamiento a materiales como cartón, vidrio, papel, plástico, metales, entre otros. Trabajaríamos por y para la disminución de basurales a cielo abierto, que hoy superan los 200.
Contribuiríamos también en la reducción de la cantidad de basura que llega a enterramiento, y paralelamente gracias al oficio de ser recicladores, estaríamos garantizando un ingreso diario a nuestros hogares.
2. La entrega en comodato de camiones para recolección diferenciada, vehículos judicializados, motocargas y todo otro tipo de movilidad que pueda servir en el transporte del material apto para el reciclado. Esto podría entregarse de momento a las empresas que lo reutilizan, y a posteriori, a nuestros propios puntos verdes.
Sustituir la tracción a sangre animal, no debe ser sólo un capricho. Las propuestas deben ser superadoras, dignas, y con un horizonte ético-ambiental en beneficio de una vida saludable para toda la comunidad cordobesa.
3. Pedimos también, chipeadoras para tratar los restos de poda, y demás máquinas que sirvan al reciclado de residuos orgánicos en los mismos puntos verde que administraría la cooperativa.
4. Sería oportuno sumar más servidores urbanos para mantener la ciudad limpia; sus colegios, plazas y baldíos y demás espacios que hoy mantenemos en condiciones. Esto solucionaría el problema a gran parte de la comunidad carrera que quedaría sin sustento de prohibirse la tracción a sangre animal.
5. Creemos que el municipio debe asumir responsabilidades en el asunto, con seriedad y compromiso. En este sentido, implementar la recolección diferenciada de residuos, al menos, 3 veces a la semana. Propuesta iniciada alguna vez, y lamentablemente abandonada.
6. Si el municipio propone que nuestros caballos se utilicen para servicios públicos, con niños en situación de discapacidad -léase equinoterapia- esto podría lograrse conjuntamente.
Las puertas de nuestros hogares están abiertas para ello; para que los niños se acerquen a nuestros barrios; y pueda desarrollarse una tarea tan noble y solidaria.
El municipio debería comprometerse a brindarnos capacitación en esta materia, así podríamos garantizar la realización de esta propuesta.
En este marco, invitamos a las organizaciones animalistas a que se sumen en esta iniciativa y recorran nuestros barrios. Deseamos que entiendan que las relaciones que entablamos con nuestros animales jamás podrán reemplazarse con un artefacto impuesto, como lo es la motocarga. Nuestros caballos son parte de nuestra familia.

Por todo lo expuesto, creemos que es indispensable trabajar de forma conjunta con la Municipalidad y demás organizaciones para resolver grandes problemáticas ciudadanas, como lo es la basura (problema en el que hace años venimos trabajando), y la contaminación ambiental. Es necesario reconocer y respetar el trabajo que cada uno hace.
Por último, invitamos a la reflexión en tanto oportunidad laboral que este escrito representa. Los puntos verdes son lugares que podrían dar trabajo a 30-40 personas por cada uno de ellos. Los trabajadores dejaríamos de depender del Estado, pudiendo vivir de lo que cada uno separe, trate como corresponda, y venda. No queremos ni subsidios ni dádivas, sólo trabajo en equipo, cooperativamente, como siempre lo hemos hecho.
Saludos a todos los compañeros que se suman a esta causa.

Cooperativa de Carreros y Recicladores La Esperanza