Sol Peralta esperaba mellizos, pero al momento del parto le entregaron un solo bebé. La denuncia ya fue realizada, presentaron copias de todas las pruebas que demuestran la existencia de la otra bebe.Vecinos, familiares  decidieron cortar la calle frente al Sanatorio Aconcagua demandando esclarecimiento de los hechos.

Sol, de 15 años, estaba embarazada de mellizos. Así lo indicó la primera ecografía que le practicaron en el mes de abril. Cumplido el período de gestación, los bebés ya estaban acomodados en el vientre para la realización de un parto natural. Sin embargo, sin explicaciones concretas y de manera repentina, los obstetras decidieron intervenir a Sol a través de una “cesárea por urgencia”.

Según relató Sandra Tula, madre de Sol, el médico salió del quirófano anunciando que el nacimiento fue de un solo bebé y no de mellizos. Según el profesional, quien se negó a dar mayores precisiones, el motivo pudo haber sido un error en los análisis o en el control perinatal,“no conozco ni el nombre del director de la clínica. Trataron de no verme, porque al dejar los papeles con mi hija en la habitación. Era cómo si no quisieran dar la cara, eso es seña de que algo paso, de que se la robaron” manifestó Sandra Tula.

 Luego del parto y frente a esta situación confusa, Sandra Tula decidió consultar a los profesionales del dispensario de su barrio quienes le afirmaron que no pudo haber un error en 37 semanas de embarazo, “no nos conformamos con lo que nos dijo el medico que salió y se fue, necesitamos que nos den algo claro, que den la cara (…) son estudiosos, son médicos, no te pueden decir: hubo un error, era uno solo, quiero que aparezca mi nieta, para nosotros no hubo un error. La sentimos en la panza moverse”.

 

Sandra Tula, madre de Sol Peralta

Sandra Tula, madre de Sol Peralta