Ayer se realizó la primera reunión entre los representantes de los trabajadores y trabajadoras de la economía popular y el gobierno nacional, luego de 10 meses. Los dirigentes de los movimientos sociales calificaron como un “avance parcial” e “insuficiente” la oferta de la Ministra de Desarrollo Social de la Nación, Carolina Stanley, que consiste en aumento progresivo en los montos del salario social complementario, que reciben alrededor de 400 mil trabajadores, y que ascendería de 4750 a 6000 pesos en diciembre.

En declaraciones a Informativo FARCO, Daniel Menéndez, dirigente delMovimiento Popular Barrios de Pie, dijo que no se avanzó en otros reclamos tales como “ampliar la cobertura nutricional en los comedores escolares, en un escenario donde los chicos no se pueden alimentar correctamente en las casas” o “un aumento en la Asignación Universal por Hijo, que es una cobertura mucho mas amplia que los programas de empleo, y de esa forma garantizar también que todos los chicos puedan comer en la Argentina”.

Menendez destacó la apertura del diálogo, pero dijo también que el planteo de los movimientos sociales “quedó poco complacido, poco satisfecho producto de la falta de respuesta del gobierno. Una respuesta que es darle una asiprina a alguien que está realmente grave”. El dirigente además cuestionó a la ministra Stanley por “no estar a la altura de la situación, de los problemas que existen y las respuestas que se deben dar en este contexto”.

Los movimientos sociales continuarán con su plan de lucha que incluye un banderazo nacional el próximo 9 de julio en rechazo al acuerdo con el Fondo Monetario Internacional; una movilización de campesinos y pequeños productores hasta el Ministerio de Agroindustria el próximo 25 de julio; y la peregrinación del 7 de agosto por Paz, Pan, Tierra, Techo y Trabajo.