Mujeres de Villa 9 de Julio, Villa El Libertador y 23 de Abril  se proclamaron contra los femicidios y la violencia de género. Hablaron sobre experiencias y actividades que se hacen en torno a la problemática. Denunciar, sigue siendo uno de los  grandes obstáculos. Convocaron a la marcha, a las 18hs en Cólon y Cañada.

La agrupación de mujeres Libertad de barrio 23 de Abril, luego de volver del 31 Encuentro Nacional  de Mujeres en Rosario , se vieron conmovidas por la gran cantidad de casos de femicidios que hubo en octubre.  Silvia, del grupo “Libertad” planteó que están siendo más los casos de violencia de género  en mujeres jóvenes cada vez son más jóvenes antes eran maltratadas las mujeres que tenia sus años de matrimonio, pero hoy en día desgraciadamente están atacando mucho a las jóvenes”. Mirta, miembro de la agrupación contó que una experiencia personal  de violencia de género “yo lo he vivido en carne propia con mi hija”. Afirmó que a pesar de formarse, realizar talleres para saber  cómo actuar y ayudar en casos de violencia machista, el problema sigue siendo a la hora de ir a denunciar, el Estado debe controlar el accionar policial y acompañar a las mujeres “te tratan mal, es otro hombre el que te toma la denuncia” .

En Villa 9 de Julio desde el Centro de Salud vienen trabajando con los casos de violencia de género, a pesar de que las mujeres se acercan a la institución para solicitar ayuda, muchas veces no están listas para denunciar a sus parejasLo más grave sucede cuando algunas mujeres toman la decisión de hacer la denuncia en la comisaria, los policías no les toman la denuncia inmediatamente “La mujer va decidida a dar cuenta de esa situación, necesitando de esa protección del estado y muchas veces retorna a su casa, no le toman la denuncia, no se cree en su palabra“manifestó Roxana Murua, trabajadora social del centro de salud.

En Villa El Libertador, el Frente de Mujeres  trabaja en articulación con el Hospital de la Zona Sur, lo hacen a través del protocolo de violencia, un espacio pensado para tratar la problemática de la violencia de género.  Claudia Casas referente de la agrupación planteó que es un caso inédito en un hospital público, donde una organización social trabaje en conjunto con los profesionales para combatir la violencia de género “que acompañe a las víctimas de violencia en el momento que llegan al hospital”.