La concejal del radicalismo, Miriam Acosta, desde el año pasado promueve un proyecto con el objetivo de exigir a las empresas concesionarias del servicio de transporte urbano de pasajeros que el 30% de los nuevos contratados sean mujeres.

En conversación con  Radio Reloj, Acosta comentó “esta resolución tiene que ver con posibilitar el acceso de mujeres al servicio público de pasajeros”, sin restringir como ámbito exclusivo el manejo de la unidades de trolebuses.

Este proyecto podría articularse con otro, el cual ya tomo estado parlamentario, vinculado a impulsar  la capacitación de mujeres que aspiren a convertirse en choferes del transporte público de la Ciudad de Córdoba.