Este miércoles se desplegarán grandes marchas en todo el país contra la violencia de género, en Córdoba la movilización comenzará a las 18 en Colon y Cañada. “Exigimos políticas de Estado” expresó Julieta Fantini, integrante del colectivo Ni Una Menos y periodista de Córdoba.

En más de 50 puntos del país y al grito de “vivas nos queremos”, organizaciones de mujeres y autoconvocadas, no sólo se expresarán en contra de los femicidios y la violencia de género sino que también exigirán igualdad en los ámbitos laborales y sueldos más equitativos.

Esta iniciativa surge después del brutal asesinato de Lucía Pérez, la joven que hace una semana atrás, fue violada, drogada y torturada hasta la muerte en Mar del Plata, completando  una sumatoria de femicidios en Córdoba, Jujuy y Santiago del Estero. Debido a esto, la consigna del paro es llevar vestimenta negra en representación del luto por las víctimas mortales.

Julieta Fantini, periodista e integrante del colectivo Ni Una Menos aseguró: “Venimos exigiendo políticas de Estado destinadas a la educación y prevención orientadas a la violencia de género”. “Uno a veces comete los errores desde la ignorancia o los lugares comunes que un femicidio pasa por la locura y esto de `la maté porque era mía´ es avalado por una especie de protección de crímenes pasionales y no lo son. Por el contrario, son crímenes de derechos humanos que se encolumnan en crímenes de odio” manifestó Julieta.

Cabe destacar que esta lucha contra la violencia de género no es reciente pero si está tomando más visibilidad por su mayor tratamiento mediático. Respecto a esto la periodista destacó que “gracias a un gran grupo de comunicadores y activistas, se pudo llevar la agenda feminista a los medios masivos” y agregó: “el dato de 18 femicidios en 2016 sólo en la provincia de córdoba, nos pone en alerta”.

A su vez aseguró que la violencia no sólo se da en forma física sino que también en la disparidad que dan los índices mundiales: “los salarios de las mujeres están por debajo del de los hombres como así también no venimos ocupando posición de poder solo por nuestra condición de mujer”.

Implementación de las Leyes

Uno de los principales objetivos del colectivo Ni Una Menos Córdoba, es el cumplimiento de la Ley de Educación Sexual Integral (sancionada en 2006) el cual tenga incorporado un plan de prevención claro en las escuelas y trabajos como así también la incorporación en las currículas de la perspectiva de género.

Fantini relata que una de las dificultades de su implementación es la presión que ejercen los sectores católicos. “Esto en Córdoba lo padecemos con el incumplimiento del protocolo de aborto no punible. Algo contemplado por el código penal pero que las mujeres de córdoba no podemos disponer ese derecho”.