Nos sentamos otra vez alrededor de la mesa. Esta vez conversamos con Noemí, emprendedora entusiasta que crea prendas artesanales para niños. Nos cuenta que ella comenzó a incursionar en el rubro textil hace no mucho tiempo, en diciembre de 2012 cuando sus tres chicos ya se pusieron más grandes. “Me considero autodidacta, fui aprendiendo haciendo”, ella siempre se hizo su propia ropa, y cosía también la de sus hijos. Así se fue armando camino, empezó con una remayadora familar, promocionando lo que hacía por internet, aprovechando las herramientas digitales que hoy están al alcance de todos. Luego se animó a llevar sus creaciones a ferias, conociendo a más gente y así ampliando su red, exhibiendo sus creaciones cada vez en más lugares y siempre buscando nuevos horizontes y propuestas.
Noemí repara en que los más grandes desafíos a los que se enfrenta como emprendedora son el financiamiento para llevar a cabo sus propuestas, por un lado, y la adquisición de insumos, por otro. Es por ello que siempre se está moviendo, hace cursos, talleres y busca conocer a otros emprendedores del rubro. Se sumó hace tiempo al banco de telas, donde se juntan en grupos para comprar la materia prima. Siempre está buscando innovación, para ella ahí está la clave de lo que hace, entre la mezcla y la creatividad encuentra la identidad propia que le quiere dar a sus prendas artesanales. Se enorgullece al contar que muchas veces los propios clientes son los que le dan ideas y le proponen lo que para ella son desafíos cotidianos, que terminan por darle un valor particular a todo lo que confecciona.
Constancia, creatividad, paciencia, tiempo, son palabras que Noemi trae a menudo a la conversación, estas describen en buena parte de lo que se trata su trabajo. También nos habla de amor, de calidad, de creación de lazos, lo que nos hace pensar que Noemi tiene mucho por delante. “Con el curso de Innovación Textil busco profesionalizarme” hay una inquietud por crecer y por que crezca cada vez más el proyecto de indumentaria artesanal infantil, que está en este momento reinventándose con un nuevo nombre. Nos cuenta que “todas las capacitaciones que uno va incorporando son parte de un proceso mental que se va haciendo y va generando el hecho de poder concretar ese proyecto que uno tenía como emprendedor, poder encausarlo, verlo más tangible, bajarlo a tierra. Ese el camino que yo estoy andando dentro de mi elección, que fue mantenerme como madre y también buscarme otra veta como emprendedora.”
Noemi hace tejidos a crochet, aplica teñidos, trabaja con telas de algodón, corta, diseña, cose, todo el proceso. Sabe que “el diseño y la innovación es algo que como emprendedor no se puede dejar de lado para poder diferenciarse, uno no puede competir contra grandes cadenas entonces tiene que saber decir esta prenda es de tal persona.”

This slideshow requires JavaScript.

Sobre el taller de “Diseño e Innovación Textil” que se está llevando acabo en la mutual Mugica en el cual ella participa, nos comenta que lo que más le gusta es “el hecho de empezar a profesionalizarnos, a partir de un emprendimiento textil poder diseñar distintos métodos, como puede ser una colección por temporada, como se puede llevar el hilo conductor de una colección, ver los costos, algo imprescindible para la gestión y saber que uno no está solo. Que otros tienen las mismas inquietudes, poder compartir esos conocimientos, crear un banco de proveedores, poder asociarse. El objetivo es profesionalizarse en lo que uno está haciendo, ir investigando que hay otros métodos, que uno se puede organizar mejor.”
Reflexiona sobre su recorrido y valora lo hasta aquí logrado, pero siempre recordándonos el esfuerzo y la dedicación que hay tener para poder alcanzar los objetivos que cada uno se propone; “el capital del emprendedor es el tiempo, uno debe dejar de producir para capacitarse, pero uno lo tiene que ver como una inversión.”
Las líneas se están trazando, y Noemí tiene grandes expectativas y ambiciones de recorrer todos los caminos. Podemos encontrarla con sus prendas todos los fines de semana y feriados del año en la Feria la Ribera en la zona del paseo de las pulgas en Barrio Güemes.