Las mismas se suman a las 520 inauguradas durante la gestión de la gobernadora, María Eugenia Vidal, las que se encuentran en uso en las Alcaidías Departamentales de Lomas de Zamora, San Martín, Avellaneda y La Plata I, y en la Unidad 6 Dolores.

Cabe destacar, que para fin del año próximo se habrán incorporado 2.923 plazas entre las obras finalizadas, en ejecución y próximas a iniciar.

El ministro de Justicia, Gustavo Ferrari, resaltó las acciones implementadas por el Gobierno de María Eugenia Vidal “para mejorar la infraestructura carcelaria”. “Estas decisiones están directamente vinculadas al objetivo central que tenemos de mejorar las condiciones de detención y aumentar la capacidad de alojamiento”, reforzó el titular de la cartera.

Se trata de un espacio de 24 celdas distribuidas en dos pabellones, con la construcción de un Salón de Usos Múltiples, con sectores para encuentro familiar, de una escuela con tres aulas con capacidad para 24 alumnos cada una, de dos garitas y la instalación de un alambrado perimetral.

Además, se rehabilitó un sector existente para que los privados de libertad puedan desarrollar actividades laborales.

En tanto, en la cárcel se realizaron tareas de pintura, carpintería, conexiones cloacales y de red de incendios y gas, en una inversión total de alrededor de 37 millones de pesos.

El anexo inaugurado está ubicado en un sector extramuro pero rodeado por garitas y un alambrado perimetral.

Estuvieron presentes el subsecretario de Política Penitenciaria Matías Quiero, el subsecretario de Coordinación de Gestión, Mauro Solano, el director de Infraestructura penitenciaria y judicial, Martín Zabaleta, todos del Ministerio de Justicia, el jefe y secretario de Complejo Penitenciario Centro Zona Norte Javier Sánchez y Omar Gómez y el director de Unidad Walter Simón; autoridades del poder judicial, de la Policía de la provincia de Buenos Aires, autoridades de Educación e invitados especiales.

La población carcelaria en la Unidad 7 asciende a 230 internos, de los cuales 59 transitan el nivel primario de educación, 79 el secundario y 10 el universitario, alcanzando la cifra de 148, es decir un 65 por ciento.

En la cárcel se desarrollan variadas experiencias de capacitación laboral y proyectos con servicios solidarios a la comunidad.