El dictamen fue emitido a raíz de una presentación hecha por FARCO en octubre pasado, frente a los primeros casos de radios asociadas cuyos proyectos de la línea Equipamiento eran rebotados por defectos encuadrables como “falta de cumplimiento de requisitos, formalidades o falta de documentación que pueden ser subsanados posteriormente”, frente a los cuales la Defensoría del Público le recuerda al ENACOM que corresponde aplicar el principio legal pro persona“optando por la interpretación y la aplicación de los reglamentos que sean más protectorias de los derechos”. A lo que suma, citando abundante jurisprudencia de la Relatoría Especial sobre Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, la Declaración Conjunta de Relatores para la Libertad de Expresión de los diferentes sistemas de protección de derechos humanos (OEA, ONU, CADHP y OSCE), la Convención sobre la Protección y Promoción de la Diversidad de las Expresiones Culturales de 2005 UNESCO y la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual 26.522 vigente, entre otras, que “los FOMECA son una política clave para contribuir a la sostenibilidad económica de proyectos de comunicación alternativos y, de esta forma, asegurar la pluralidad informativa. Por este motivo, al encontrarse en juego derechos humanosla discrecionalidad administrativa y los criterios restrictivos que puedan terminar en rechazos de peticiones en trámite deben limitarse al máximo”.

En su pronunciamiento, la Defensoría retoma otro dictamen emitido el año pasado a partir de una presentación de FM La Hormiga de Rosario, en este caso por una de las tantas deudas que el organismo aún mantiene con organizaciones comunitarias que ya tienen sus proyectos ganados desde hace dos o más años, pero el ENACOMaún retiene los fondos basándose en objeciones administrativas similares, frente a la cuales aplican los mismos principios.

Pablo Antonini, presidente del FARCO, explicó en este sentido que “aplica tanto para estos reiterados casos de radios que son marginadas del fomento con excusas formales, absurdas, como que falta una firma o no se lee un CD, como para las deudas que aún arrastra el organismo con muchas organizaciones aduciendo motivos similares, como frente a los problemas que muchos están teniendo en la inscripción del nuevo Registro FOMECA, por reiteradas caídas del sistema y otros. Señala que el rechazo de un proyecto, estando en juego el Derecho a la Comunicación de efectores históricamente postergados, debe ser una excepción” y que deben adecuarse las estructuras burocráticas a las realidades de los medios indígenas y comunitarios“.

Luego de la presentación original de FARCO en octubre, relató Antonini, “los casos se multiplicaron exponencialmente en la línea de Gestión, cuyos resultados se conocieron en diciembre luego de un largo año de recorrido administrativo, ya que el concurso fue abierto en noviembre de 2016. De 41 proyectos presentados fueron aprobados apenas 17. Esto generó que de un presupuesto total asignado para esta línea de 25.600.0000 pesos, sólo fueran ejecutados $ 9.642.644. En total, contabilizando todas las líneas, la sub ejecución rondó el 50% del presupuesto asignado, que ya era, a su vez, sensiblemente más bajo que el que establece la ley.

Fuente: Agencia FARCO