Ayer el presidente Mauricio Macri anunció el comienzo de “conversaciones” para recibir apoyo financiero del Fondo Monetario Internacional. “Hace minutos hablé con Christine Lagard, su directora, y nos confirmó que vamos a comenzar a trabajar hoy mismo en un acuerdo. Esto nos va a permitir fortalecer este programa de crecimiento y desarrollo, dándonos un mayor respaldo para enfrentar el nuevo escenario global y evitar crisis como las que hemos tenido en nuestra historia”, adelantó el mandatario argentino.

Pablo Moyano, dirigente del gremio de Camioneros, advirtió que “con FMI se va a profundizar el ajuste” y que “va a condicionar al gobierno”.

En rueda de prensa, el líder sindical, criticó también la política económica del gobierno que “ha priorizado favorecer a los que mas han ganado: Ni bien asumió se quitaron las retenciones al campo, beneficio a los bancos, le sacó retenciones a las mineras, mientras que a los trabajadores le ponen un techo del 15%, hay una inflación que crece todos los días, despidos, cierres de Pymes”. “Está claro que esa economía no le sirve a la gente”, sentenció.

Para Moyano, la salida a esta situación que “perjudica a millones de argentinos” es la conformación de “una gran mesa de concertación nacional con todos los sectores”.