Los gremios públicos y privados realizaron paro y abandono de tareas en reclamo por la reapertura de paritarias, la derogación de la ley de ajuste previsional de la provincia y el pedido de un bono de mil pesos. 

A diferencia de la CGT Nacional que pospuso sin fecha el paro general que le habían encomendado su órgano Confederal, La Regional Córdoba de la Central Obrera, optó por tomar una medida de fuerza directa. Convocó a un PARO GENERAL de trabajadores con movilización por el centro de la ciudad. El mismo contó con la presencia del sector público, docentes, empleados de la administración publica, municipales, Luz y Fuerza, entre otros.

De esta manera, la CGT Córdoba dará continuidad al plan de lucha que viene desarrollando en relación a determinadas reivindicaciones. Los principales reclamos son la reapertura de la paritarias, la derogación de la ley 10.333 de ajuste previsional y la reforma del impuesto a las ganancias.

Leandro Vallejos, Secretario de Economía Popular de la CGT Regional Córdoba, manifestó su preocupación por la creciente cantidad de despidos, la proposición de retiros voluntarios y vacaciones forzadas en las empresas. Resaltó también el deterioro de los salarios debido a la devaluación y la constante remarcación de precios. Vallejos aseguró que la situación es grave y que desde la CGT la vienen denunciando desde hace mucho tiempo, por lo que han decidido tomar medidas de fuerza para hacer valer los derechos de los trabajadores e intentar revertir la situación.

Vallejos, que representa a sectores de trabajadores de la economía popular dentro CGT, sostiene que el estado posee la capacidad suficiente para tomar las decisiones correctas pero no lo está haciendo. Expresó que la oferta realizada por el Gobierno Nacional al sector son paliativos: “no estamos discutiendo cómo va a llegar el trabajador a enero, febrero, si va a poder mantener su fuente de trabajo (…) no estamos hablando de polos productivos, no estamos hablando de inversiones…”.

Leandro Vallejos, Secretario de Economía Popular de la CGT.