Como todos los martes, nos acompañó en los estudios de La Ranchada la Licenciada María Laura González, quien vino acompañada por la Dra. Jimena Prieto Amorín para charlar sobre cómo vivir con VIH desde distintos aspectos de lo cotidiano.

La Dra. Prieto Amorín relató de qué se trata el Grupo de Reflexión del Programa SIDA Córdoba que tiene lugar, desde hace nueve años, en el Hospital Rawson. Este espacio comenzó con el fin de favorecer la adherencia al Tratamiento Antirretroviral de los sujetos que habían sido diagnosticados con el virus del VIH para que pudieran recibir información y duplicarla hacia la sociedad.

“El Grupo de Reflexión funciona como dispositivo que tiene en cuenta la posibilidad de compartir y poder hablar con alguien sobre un diagnóstico que no es fácil de comunicar dentro de un marco de estigma social constante”, explicó Jimena Prieto Amorin y agregó “La estructura del Grupo de Reflexión parte de un proceso de circulación de la palabra para que los pacientes atravesados por el mismo diagnóstico, puedan charlar tranquilos y participar, ya sea hablando, escuchando e interrumpiendo con preguntas que abran el diálogo y nos hagan pensar”.

Sin embargo, es necesario pautar una serie de reglas como el cumplimiento del horario de los encuentros, la confidencialidad y el respeto a la intimidad del otro, así también como el respecto al contexto del mismo Grupo de Reflexión.
El sentido de esta instancia de comunicación es percibir una doble mirada de carácter grupal con acompañamiento y contención entre los participantes y una mirada que conciba las subjetividades de cada uno según los modos de afrontar el diagnóstico de VIH.

En un comienzo, el Grupo de Reflexión tenía una modalidad semanal con doce encuentros de una hora de duración donde las temáticas tratadas rondaban alrededor del impacto y la comunicación del diagnóstico, la calidad y los proyectos de vida del paciente, la relación con sus vínculos personales, con su médico y el equipo de salud.
Cabe destacar que los participantes del Grupo debían anotarse en una inscripción previa, por ende, las personas que compartían ese espacio eran siempre fijas.
Actualmente, los encuentros han cambiado su dinámica y están abiertos a toda la comunidad sin inscripciones previas. Se llevan a cabo todos los miércoles de 10:30 a 11:30 hs en las aulas del Hospital Rawson.

Por último, en agosto, se abrirá paralelamente, encuentros para familiares y amigos de pacientes con VIH, ya que se ha comprobado que el proceso de enfrentar el diagnóstico es muy similar por el impacto, el desconocimiento, las dudas, los miedos, la ansiedad y la angustia que genera.

Categorías