En el segmento clásico de los jueves en La Ranchada sobre el INTI, estuvimos en comunicación directa con Juan Nicastro, quien nos empapó de información sobre nuevas políticas públicas en materia estatal y a nivel mundial sobre una buena alimentación que viene a sumarse a las recomendaciones cotidianas que nos dan tanto nutricionistas, como médicos y grupos que practican la Agroecología.

Las Guías Alimentarias Nacionales surgen desde el Ministerio de Salud de la Nación como recomendaciones del Estado a las poblaciones sobre cómo alimentarse adecuadamente. Estas recomendaciones van cambiando en el transcurso de los años según cómo se vayan modificando las realidades de cada comunidad.

Actualmente, se está viviendo una situación grave en relación a la salud pública. Día a día se incrementan las enfermedades crónicas no transmisibles como la Epidemia de Obesidad en niños y niñas, Hipertensión, Diabetes y Enfermedades Cardiovasculares.
La mayoría de los expertos en alimentación recalcan que esta problemática es prevenible porque no tiene un alto costo pero sí un alto impacto.

Según Liliana Barbero del Colegio de Nutricionistas, desde hace más de una década han cambiando las formas de enfermarse y de morirse, debido al impacto de la Globalización, la Urbanización, el consumo más rápido por los tiempos más apremiantes y el consumo de alimentos cada vez más ultraprocesados. Por eso, no alcanza sólo con recomendaciones del buen comer porque, hoy, tiene mucha más influencia el mercado y el ámbito publicitario que no comparten los intereses de una alimentación sana. 

“Justamente, son los medios masivos de comunicación y difusión los que deben embanderarse con estas Guías porque solamente cuando el consumidor sabe lo que está comiendo, puede hacer una elección acertada”, afirmó la Licenciada Barbero.

En relación a esta propuesta, el pasado 24 de junio se presentaron en Córdoba las Guías Alimentarias Argentinas después de un trabajo de quince años, ya que este proyecto estaba desactualizado desde el 2000. Fue una tarea intensa con gran participación de profesionales de la Provincia de Córdoba. 

La centralidad de estas Guías giran entorno a la participación trascendental del agua en nuestra dieta, no sólo para el consumo sino en su utilidad para cocinar los alimentos.
A su vez, se percibe un ascenso en la propuesta de frutas y verduras y un fuerte decrecimiento de la implementación de hidratos y grasas. Sin dejar de mencionar, por supuesto, la insistencia en el ejercicio físico ante el devenir sedentario de nuestra sociedad.

La Licenciada Analía González de la Escuela de Nutrición de la Universidad Nacional de Córdoba aportó una nueva concepción del consumo saludable de alimentos: “El Derecho a la Alimentación sana, compuesta y adecuada es un incidente en la mejora de la calidad de vida siempre y cuando vaya acompañado del Derecho a la Salud, del Derecho al Trabajo y de la búsqueda de entornos y estilos de vida saludables”.

Si querés consultar sobre más información, ingresá a la página web del Ministerio de Salud de la Nación donde, también, podrás descargarte las Guías Alimentarias argentinas actulizadas: www.msal.gob.ar

Categorías