Setenta y dos horas tan solo le bastaron a los dirigidos por Arruabarrena para coronarse campeones en dos oportunidades. El domingo en el torneo largo de Primera División del Fútbol Argentino y ahora, en Córdoba, hicieron lo propio con la Copa Argentina.

Dos a cero fue el resultado con gol de penal convertido por Lodeiro y de Chávez para poner a Boca una vez mas en lo mas alto de los torneos oficiales argentinos.

El triunfo estuvo marcado por la polémica dado que el penal sancionado por el árbitro Ceballos fue claramente fuera del área y el gol de Chávez en posición adelantada.

De esa manera, con una excelente organización de las autoridades cordobesas, finalizó una nueva edición de la Copa Argentina.